• (+34) 91 159 33 30
  • contacto@peritosweb.com
  • 2771
  • 0

Peritación a Renault Megane Scenic

Otro día más, nuevas peritaciones. Hoy expondremos la peritación a un Renault Megane Scenic que llegó al taller con un fallo en el motor. Desde Peritosweb te contamos cómo se hizo.

En esta ocasión, el cliente acude al taller con un problema en el motor de su Renault Megane Scenic. En el momento de producirse la avería, el coche suma un total de 124.281 kilómetros, siendo su fecha de matriculación octubre de 2003. ¡Empezamos!

El propietario del vehículo Renault Megane Scenic solicitó los servicios de Peritosweb para realizar un informe por una avería que se produjo en el motor. Todos los permisos de circulación son correctos por lo que nos ponemos manos a la obra.

Con fecha 2 de Marzo del 2016, recibimos notificación para la realización de un informe técnico que determine el origen de los daños presentes en el vehículo arriba referenciado. Fue reclamado por parte de la propiedad del vehículo los siguientes daños:

·         Fallo de motor

Por dicho motivo, la propiedad del vehículo, procedió al traslado a un taller para proceder a su inspección por parte del perito que suscribe, habiéndose realizado este traslado en grúa. En la inspección realizada por los peritos de peritosweb.com se determina:

En fecha 4 de Marzo del 2016, se procede a realizar una primera inspección ocular de la unidad y siempre en presencia del jefe de taller. En esta primera inspección, comprobamos la correspondiente documentación del vehículo, no encontrando el libro de mantenimiento del mismo, ni el historial de reparaciones anteriores. La propiedad del vehículo le reclamo daños internos en el conjunto motor, autorizando al taller a realizar las pruebas y desmontajes necesarios.

En conversación con el responsable del taller, nos indica como la unidad entró en sus instalaciones en grúa el pasado día 25 de Febrero del 2016, desconociendo el taller la empresa que realizo dicho traslado, ya que no tiene certificado del mismo.

El mismo y según nos comentan, entro con un fallo del motor y combustión (fallo cilindro) correspondiéndose al Nº 3, procediendo el citado taller a la apertura de la correspondiente hoja de trabajo. En dicha inspección, comprobamos como el vehículo presenta el conjunto culata  motor desmontada. Procedemos a verificar el correcto encendido de los testigos avisadores del cuadro de instrumentos, no así su funcionamiento al encontrarse desmontado parte del conjunto motor.

No es posible la comprobación de ningún tipo de nivel ni estado de líquidos del motor, habiendo recogido el taller el aceite del motor junto a otros aceites para su reciclado, y el líquido refrigerante, siendo imposible la verificación del mismo por parte del perito actuante. No obstante, según nos indica el Jefe de taller los niveles eran correctos. No se aprecian síntomas de manipulaciones anteriores, ni reparaciones, ni golpes en las zonas indicadas, que pudieran originar daños internos en el motor.

Según las indicaciones el Jefe de Taller, el propietario se puso en contacto con él por vía telefónica, para informarle que el motor funcionaba con un fallo en alguno de los cilindros, por lo que  a la entrada del taller, procedieron a la comprobación de la compresión de cada uno de los cilindros del motor, encontrando el correspondiente al  número 3 sin nada de compresión. Por dicho motivo procedemos a verificar el estado de las piezas desmontadas según:

·         CULATA

En la comprobación, nos llama la atención la presencia de restos de oxidación en los conductos de canalización del refrigerante en todo el conjunto culata, siendo esto un indicativo inequívoco de un continuo rellenado de dicho circuito con agua por consumos o fugas. El plano tambien se encuentra deformado.

En cuanto a la junta de la culata, presenta claros síntomas de haber sufrido varios excesos de temperatura, con fugas por los aros de compresión, así como restos de oxidación en los conductos de paso del refrigerante del bloque del motor a la culata.

Tambien se verifica la presencia de deformaciones en las válvulas del cilindro 3, en principio, podría ser causado por una desincronización del sistema de distribución del motor. Por este motivo, se le pregunta al Jefe de taller si realizaron una comprobación de los puntos de calado de la propia distribución, antes de realizar los desmontajes de la culata, insistiéndonos en que dichos puntos estaban correctos.

Por nuestra parte comprobamos el estado de la correa de distribución, así como de sus poleas y tensores, no encontrando daños en ninguno de ellos, y por lo tanto descartando  una desincronización en estos elementos. No es posible realizar más comprobaciones en la culata debido a su estado y por lo tanto no podemos determinar con mayor exactitud el origen de estos últimos daños.

·         BLOQUE MOTOR

En dicha comprobación, tambien se aprecia una elevada contaminación de los conductos de refrigeración por el reiterado uso de agua  de relleno.

Junto a estos síntomas, tambien se aprecian restos de entrada de agua procedente del circuito refrigerante en la cabeza del pistón afectado.

·         SISTEMA INYECCION

Se aprecia una oxidación muy acentuada en el inyector del cilindro 3, que presenta la falta de compresión, siendo un indicador, de que el motor ha trabajado con presencia de refrigerante del motor en esa cámara de combustión, originando fallo en el inyector indicado.

 

·         SISTEMA REFRIGERACION

No se aprecia fallo en radiador del vehículo. No se aprecia daño en el conjunto bomba de agua (posibles alabes gastados y por lo tanto corriente de refrigeración incorrecta). No se aprecia fallo en termostato motor. Se aprecia gran cantidad de contaminación (oxido) por rellenado de líquido agua en el circuito refrigerante.

Según todo lo indicado, podemos determinar como la unidad presenta daños por exceso de temperatura en el interior del motor, originando entradas de agua procedente del circuito de refrigeración en el interior del cilindro, dañando el inyector.

La avería transcurre en un largo periodo de tiempo, ya que se pueden observar todas las canalizaciones oxidadas por haber ido rellenando por parte del propietario el circuito  de refrigeración con “agua normal” y no con anticongelante como correspondería.

Por ultimo importante destacar, que el propietario en un principio, únicamente autorizó la comprobación y reparación por un taller especializado de la propia culata.

Finalmente nos ha informado el jefe de taller que el vehículo ya está reparado, por orden del propietario, habiendo realizado la reparación completa de la culata (incluyendo las válvulas) y la sustitución del inyector dañado.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, peritosweb.com llegó a las siguientes conclusiones.                                                        .

El vehículo objeto del presente informe presenta daños por exceso de temperatura motor en conjunto culata. Que una vez verificado todos los elementos que pudieran haber originado dicho daño, entendemos que el mismo está relacionado con la circulación del vehículo con aumento reiterado de temperatura motor como consecuencia de la perdida y/o consumo de líquido refrigerante, lo cual ha provocado el deterioro de la junta de culata y la posterior entrada de refrigerante a la cámara de combustión causando los daños descritos en las válvulas. Habiendo sido omitidos los diferentes sistemas avisadores del cuadro de instrumentos que alertan sobre esta circunstancia, y por lo tanto agravándose los daños y originando los presentes en el interior del motor.

 

 

 

Peritos WEB © Copyright 2016. Todos los derechos reservados.